Surge en un presente remoto a un futuro aún más extraño. Canela comienza el diario. Tan verdadero como mentiroso. Verdaderamente en falso.
RSS

palabras sueltas.

Jueves, 22 de Noviembre de 2012


Si.  Es verdad. Hace un tiempo dejé de confiar en muchos. Las situaciones hace que de verdad te creas que estás sola. Aunque, por ahí, en la realidad, no lo estés. Y en el fondo uno lo sabe, pero es más simple no darse cuenta. 
Si me pongo a ver, este fue uno de esos años en donde no tuve ni tiempo ni ganas de escribir. No porque no lo necesitara... no. Creo que justamente por ser tan necesario lo relegué a un recuerdo. Son recuerdos olvidados. 
No me olvidé de nada. Absolutamente de nada. En los últimos días me acordé de todo y de todos. Y de cada uno de ellos. De cada respiro, de cada suspiro, de cada silencio. Me es más fácil pensar lo malo, para no recordar lo bueno. Me es imposible no acordarme de las risas. 
Entre un punto en el pasado y hoy, me volví un una especie de cubito de hielo. Así, escurridiza. Ya casi ni me quejó aunque debería. Ya casi no cuento, aunque quiera. Solo necesito reír un rato para que todo este bien. Solo necesito quedarme sola para darme cuenta que no funciona. Me duelen los dedos. Y para cuando mi uña lastimada se termine de salir... Para ese día, espero estar solucionada, arreglada y preparada.

Hoy conseguí un número de teléfono. Uno de esos que guardaré, pero no sé para qué.

no llores por él... le dije. no tiene más que odio. 
0 leyeron mi diario