Surge en un presente remoto a un futuro aún más extraño. Canela comienza el diario. Tan verdadero como mentiroso. Verdaderamente en falso.
RSS

Nube de ideas

Miercoles, 30 de Diciembre de 2009
Una idea surgió. Pero la dejé escondida. Mejor ahí, lejos mío. No la quiero, no me hace bien. Todos los no, se encuentran en esa idea. No quiero ni verla de lejos. Voy a empezar a utilizar mi tiempo en cosas más productivas, para dejar de pensar cosas que no tienen sentido pensar.
Debo:
                          • escuchar más música
              • leer más libros
                                                  • regar más las plantas
        • cocinar más galletitas
                                   • dormir menos y mejor,
                                                          • Diseñar más.
                       • Escribir más
                                • Ordenar más
          • Cantar más alto
                     • Olvidarme de mi y ser Yo. 4 leyeron mi diario

promesas de medianoche

Lunes, 28 de Diciembre de 2009

Me carcome. Me duele. Viene a mi. De a poco llega a mis manos y lo siento. ¿Qué es? Lo mismo de siempre el miedo. Miedo a lo que viene. Miedo a lo que no. Miedo a que todo se vayan de mi. Miedo  a que lo que siento se me vuelva en mi contra de vuelta. Otra vez no. Perdon, disculpas, no quise. Idiota. Siento que me convencieron (y al mismo tiempo, me convencí) que debía pedir perdon de mis sentimientos. Perdon por cada uno de los miedos que siento. Por cada uno de los suspiros. Por cada llanto. Por cada sonrisa en momento no indicado. Por cada palabra de más (que sí la merecían y me doy cuenta ahora). Perdon por que sí. Nada más por existir y pensar lo que pienso. Perdón. Ridículamente yo pidiendo perdon.
Ayer me hicieron prometer una cosa. Una persona que a veces no se si se imagina lo importante que es para mi. Bueno, por ahi si lo sabe. Por ahi no. Vaya uno a saber. Me dijo en forma seria y tratando de que no se le escape su sonrisa pícara. "Prometeme que no vas a volver a una relación enferma. Ya sabés que hay problemas que no tienen solución y sólo logran hundirte a vos" - " Prometeme que vas a hacer lo posible para que nada de esto sucede. Y que las cosas sean sanas y felices. O que no sea nada. Pero lo más importante (más alla de lo que te pido ahi que prometas...) Prometeme que te vas a querer y cuidar. Prometeme eso. Asi vas a poder cuidar y querer al otro."
Una notita que va a quedar en mi heladera. En su heladera también. Digamos que en cuanto vea algo, va a despegarla y me la va a mostrar para que baje la cabeza y haga lo que crea mejor. Por que le prometí. Digamos que le dije que prometo cuidarme. Digamos que prometí que iba a quererme. Digamos que aprendí la lección. Diez meses fueron suficientes para la lección esté aprendida. Diez meses de llanto, de gritos de todo. De miedos. 
Miedos que siguen existiendo en mis venas. Corren en la sangre. A velocidades increíbles. Más allá de lo que alguien puede imaginar. Corren en mi. Y hacen que tome más aire en cada bocanada. Miedos. Es lo que me rige hoy por hoy. ¿ Miedo  a qué? ¿Miedo  de qué? A todo. A absolutamente todo. A lo que me rodea y a lo que no. A lo que viene y lo que va. Es tan simple. El miedo. Fluye, se hace único. Conmigo. En mis manos. En mi aire. En mi cuerpo. Miedo. Acariciarme y sentir mi piel fría y áspera. Como si fuera posible bañarme y que él desaparezca de mi. Se reproduce día a día más rápidamente. Más. Miedo. Enfrentarmelo en cada paso. Es el desafío. 
No es dejar de tener miedo . 
...  Es poder enfrentarlo.
 

2 leyeron mi diario

música y letras.

27 de Diciembre de 2009
( 12:07 PM ) Creo que no me caracterizo por ser una persona romántica. Más que nada me llevo por el impulso de un momento. Por eso puede que me caracterice. Puede. Soy una persona que no piensa y hace. Así quedo. (Más la cuerda aprieta el cuello, más perverso es el consuelo) A ver, no voy a ser sumamente explicita. Me gusta el supuesto misterio. Me gusta que quede en la nada. Me gusta que todo se sobre*entienda. Que se entienda como cada cual quiera entender. 
Más que nada es el hecho de volar. Soy así. Ayer. Y bueno, hace más de 10 días que lo pensé. Hace más de muchos días, que se me cruzo por la cabeza. Hace demasiado tiempo comencé a hablarlo conmigo misma en un sinfín de dudas. Lo hable con dos personas (miento, tres, pero es mejor pretender que la tercera no exitió). Me intenté convencer (para no perder la costumbre, ¿no?) de que era imposible. (un cactus suaviza tu yema, con su piel. Tiene 100 años, sólo floreció una vez) Que no iba a pasar. Pasaron 10 días de mi último miedo. Pasaron 10 días del último llamado. Pasaron 10 días desde que hice lo que hice. Pasaron 10 días y la verdad que me di cuenta de más cosas que las que pensaba que me iba a dar cuenta. 
Y hay un secreto. Un secreto a voces. (Próxima estación mucho más allá del sol)
En cámara lenta
1 leyeron mi diario

y hasta la palabra vacio me lleno.

Lunes, 21 de Diciembre.
No existe el supuestamente. No existe el sol. No existe la Luna. No existe más que yo misma. Más que yo. Más que... Menos. Más. No existe.
De prepo caí en el recital de Gustavo Cerati. Como le había dicho a mi amiga antes de entrar, por mensaje de texto, "No voy a caer hasta que cante Cactus" Y así fue. Es que el sábado actuaba, no iba a poder ir, y pude todo por que llovio y lo pasaron para el domingo. Y una de las actrices amigas mías me dijo: "Lluvia con truenos es mierda" y pienso que por ahí tenía razón. Y ayer desde el primer tema hasta el último, grité, canté y lloré. Para no perder la costumbre, ¿no?.
¿Por qué el llanto? Unas lagrimas sin miedo. Sin vergüenza a que me vieran llorar. Unas lagrimas que sólo salían. Brotaban de mis ojos y pedían que me callara o que, en su defecto, cantara más fuerte. Que sacara todo. Y oía las canciones como si una y cada una de ellas hablaran de algo que yo conocía. Algo. Algo que se que pasa. Poesia en mis ojos, imágenes en los oídos y la mente que explotaba de sentidos. La piel transpiraba más que pasión. Amo la música. La música es eso que me hace cerrar los ojos y moverme al compás de algo- Sin más que mi cuerpo y yo. Los brazos al aire. Notando una y cada una de las miradas clavadas en una ridiculez que yo no veía como tal
¿Y que más daba? Estaba feliz.
[ Bien, y por decima octava vez escuchando. ¿Cuanto falta? ¿Es muy tarde? No lo se. Al fin y al cabo el fin de amar es sentirse más vivo. ¿Y el fin del mal? Es sentirse igual vivo... Por ultimo una canción que me dijo: ya **** Basta de pensar. Deja tu 'nunca jamás' y Crecé ... ]
6 leyeron mi diario

fin de año.

Miércoles, 16 de Diciembre de 2009
Llegan ciertas épocas del año que uno por mera cuestión de costumbre, se pone a hacer un balance. Supongo que en algunas de estas noches de isnomnio yo lo he hecho. Indudablemente me puse a hacerlo. Y hoy, ente una charla con la psicologa (que por cierto me asustó un poco) y viendo por enésima vez la película de la inglesa rubia, pensé en todo lo que pasó hasta hoy en el 2009.
- Pasé de un estado al otro sin nunca pasarla del todo bien
- Comi de más y de menos. Baje de peso y está bien. Pero toda mi cabeza se hace un matete de cosas y por primera vez en mi existencia como Yo misma, canalicé por el no comer, no por el comer. Por primera vez pasé a mi cuerpo mi cabeza. Y eso no está tan bien.
- Mentí a diez manos.
- Decidí muchas cosas y otras las dejé pasar sin decidir nada. Por el sólo hecho de tener miedo a las consecuencias (que igualmente ahora me doy cuenta que el no decidir a tiempo también tengo que aceptar lo que pasa y no es del todo bueno)
- Encontré un trabajo y lo dejé. Bien y mal. Bien, por que me hacia mal. Mal por que lo necesitaria para ocupar mi cabeza.
- Me buscaron para algo nuevo. Que vale la pena.
- Fumo. Por primera vez. Malo.
- Deje de tener ganas de estar bien. Para despertarme un día dándome cuenta que debía obligarme a tenerlas.
- Amigos nuevos. Amigos viejos perdidos. Ya no hay rotorno. Dolida. Justo a fin de año deslumbra una verdad. Que uno no puede darle más explicación.
Vergüenzas perdidas. Experiencia ganada.
Sonrisas hechas en llantos y llantos que se vuelven sonrisas.
- Amores sin sentido.
- Y finalmente: Un amor veintiañero que no puede dejarme la cabeza libre. Que quiere salir de aca. Que me encagaña con una mentira y puede convertirme en cualquier cosa. Ya sé que es esto. Lo sé. Es mi miedo, por un lado miedo de perderlo por siempre, y también miedo a lo que es tenerlo en mi vida. Un amor sin códigos. Yo necesito los códigos.

Un balance. Una manera de ver un par de las cosas que me pasaron en mi año 2009. Mientras escribo recuerdo más cosas. Muchas. Pasaron tantas. Algunas más otras menos. Creo que fue un año negativo y positivo por géneros. Los años impares no son los míos. Definitivamente.
3 leyeron mi diario

Segunda (no tiene sentido)

Miércoles, 09 de Diciembre de 2009
Estoy en un mar de cosas sin sentido. Vuelvo, como siempre, a las páginas del diario a ver si encuentro alguna salida a todo esto. Alguna veta entre mi y entre el otro. El otro que no quiero saber, o no sé quien es. Un otro mezclado entre mi anterior 'algo' y mi misma. Yo creo la necesidad. Y la quiero satisfacer. Esa necesidad no existe si yo no la creo. No lo necesito, ¿verdad? Puedo sola, ¿verdad?. ¿A dónde me lleva todo esto si no puedo caminar por mis propios medios? No se puede vivir siendo una segunda. Una segunda cosa, una segunda mujer a la que se recurre cuando no hay adornos de navidad en tu casa, cuando estás sólo, cuando no hay nadie que escuche.
Ser la segunda a la que se recurre cuando hay enojo para  gritarle y burlarla en la cara que ella "esté contenta". No soy la segunda. No lo soy ahora. No lo seré nunca. No me leas, no me sientas, no hagas más esto. Darme cuenta que no cambia y ante la primer discusión vienen a mi con un grito. Un grito agrediendome, justificandose con un: "estaba enojado por que hiciste estas cosas, por eso yo te agredí". No es así. No debe serlo. No va a serlo. Ese día, en donde las polaridades cambiaron y el mundo giró para el otro lado, me desperté y dije basta. Dije que no (de vuelta) dije que no me importaba. Dije que no quería hablar. Que no quería. Que tengo miedo. Que puedo ser mejor, que debo serlo. Que debo sentirme de otra manera...

[veo que las cosas que escribí no tienen demasiado sentido. Y la verdad hoy no me importa. Sólo quiero que queden escritas.]
1 leyeron mi diario

Nimiedades y verdades.

Lunes, 23 de Noviembre de 2009.

En gris, como las letras del diario...  
(¿quién conoce el gris?)


Me quedé pensando en tantas cosas. En tanto miedos. Me quede pensando en mí. De verdad, me quedé pensando en lo que yo quiero. Me quede pensando si es que quiero pasar las tardes leyendo cuentos que me hagan llorar. En si no es mejor acostarse a las 2 de la mañana,al menos con una charla que hizo sonreír, en vez de a las 3, cuando no hay nada más que hacer, no hay nadie con quien charlar.
Estuve pensando, y mucho. Demasiado por ahí.
Tengo uñas de color carmín, Que, la verdad son envidiables, por lo largas, prolijas y brillantes. Tengo ojos de color marrón, normales y corrientes. Lo más hermosos de ellos es que son redondos, terminando en una leve punta. Mi mamá me solía decir que se parecían a los de Jazmin (de Aladino, la película de Disney). Ellos observan todo. Están un poco aguados, pero pretenden secarse con el tiempo.
¿Y mi cabello? Es largo, un tanto enrulado, un tanto lacio, un tanto en buclado (depende del día y de como lo trate). De un tono marrón oscuro y puntas claras. No será rubio, tampoco pelirrojo pero a mí me gusta (aunque también confieso que me tienta el teñirme) A mi me gusta mi flequillo recién cortado. La manera en la que tome mi tijera y cerrando los ojos, corté.
Mi piel es morena. No tanto como la de mi hermana, pero morena al fin. Pies pequeños, manos pequeñas. Piernas cortas, torzo largo. Un poco de panza. Ombligo, cola, muslos, cuello, orejas, pechos, dedos, rodillas, palmas, nudillos, piel. Piel, carne y hueso.
Me quedé pensando en ello. En lo tanto que me deje estar. En lo tanto que me ayudaron y en lo tanto que me enojo por la ayuda. En lo tanto que me llaman diciéndome cosas al oído. En lo tanto que odio ver a ciertas personas por que dicen todo, y todo es verdad. Me quede pensando, nada más en todo eso. En todas esas cosas.
Nimiedades.

Aca es el punto donde una persona haría una conclusión y tomaría una decisión, no lo hago por que no puedo tomarla, por que mentiría, pero sí la tengo. Sí.

Hay un nombre (de mujer, de niña más que nada) que me gusta. Entre original y ordinario, las dos cosas al mismo tiempo. Y gana la originalidad. Si lee. Que lo sepa. Quiero que sepa que me encanta su nombre.
2 leyeron mi diario

Soy Luna.

Sábado, 21 de Noviembre de 2009
Me pregunto cuántas horas del día se pasan leyendo el diario. Mi diario, en particular. ¿Por qué? ¿Cuál es el fin? ¿Acaso les gusta sonreir con las cosas que escribo? ¿Acaso parece gracioso que duerma con la cabeza en los pies? ¿Sera bastante divertido verme los pocos y justos colores que uso en cada frase? ¿Odio? ¿Amor? ¿Dolor? La mezcla perfecta a la sonrisa.
Tengo los tres. Y también genero los tres. Levantarse con el dolor en la panza de no saber qué va a pasar. Dormirse lleno de amor por palabras susurradas al oído. Odio por lo efímero de las dos. Amor por tenerlo de la mano, odio por no conseguir lo que sí otra persona, dolor por sólo poder expresarlo con más dolor. Amor por odiar, odio por amar, dolor por amar y odiar.
Uno ama lo que odia. Y odia lo que ama. Pasa lo mismo siempre. Siempre es lo mismo. 
(y aparte, soy perfecta siento tres cosas entre 10 mil más y hago lo que sea por ellas. Recuerdo cuándo mi nombre era Luna.Grandes paradojas, ¿verdad? )
1 leyeron mi diario

gracias

Jueves, 19 de Noviembre de 2009.
Ya basta, ¿no te parece que es hora?
(los días pasan y uno se da cuenta de quienes son personas especiales...por más tarde que sea, por más entrega, por más cosas que se topen en el camino ellos están ahi. A las cuatro, a los cinco, a las 02:36 hrs)
Mirame. Salgo. Floto, al menos de a ratos.

2 leyeron mi diario

gris

Martes, 17 de Noviembre de 2009
Sin colores.
Sólo hay grises, medios, 18%.
Ojos curiosos buscando respuestas a cosas que nunca van a poder entender
Me encanta el gris. Valores
(camino a la fadu...)
0 leyeron mi diario

descríbeme

Lunes, 16 de Noviembre de 2009

Claro, es más lindo hacerlo sólo con virtudes. Descríbeme tal cual soy. Con defectos y virtudes. Con lo que te hace sonreír y lo que te hace llorar. Con lo que te gusta y lo que no. Con lo lindo y lo feo. Con mis chinches incluidas y también mis caprichos. Con los gritos, con las canciones, con las actuaciones de invierno y de verano. Con los besos. Con las caricias, con las cachetadas, con las noches y los días. Con todo lo que me rodea. Por que esa soy. La verdadera yo.
canela
2 leyeron mi diario

mentiras en la semana

Sábado, 14 de Noviembre de 2009.
Mentiras. Solo una semana de mentiras. Solo a una semana de verdades. Solo una semana más y ya termina. Una semana. Unos días de mentiras. Controlate.
A veces no crees que las cosas sean de esa manera, otras veces jugas a que si las querés así y fingís que sos feliz. A una hora de mentir. A dos de decir verdades. Es poco tiempo para analizar, sólo actúo y dejo actuar. Controlo la mentira, por que las puedo hacer verdad. En un abrir y cerrar los ojos. E igualmente seguirían siendo mentiras.
Es una semana. Y las verdades se harán mentira y la mentira dejará de existir para esfumarse en el aire de la primavera. Solo son mentiras. No más que eso.
5 leyeron mi diario

la brisa de la muerte enamorada

Jueves, 12 de Noviembre de 2009
¿qué es lo que me pasa? ¿Qué es lo que quiero? Quiero que se termine todo ya, absolutamente todo, ya. El mundo, el día, la semana, el mes, el año. Me cansé, nuevamente, de ser yo misma. Quiero poder dejar de serlo. Sólo por hoy, quiero ser mejor que yo. Me juego, otra vez. A perder y ganar.
1 leyeron mi diario

como un caramelo de chocolate ...

Miércoles, 11 de Noviembre de 2009

Es la cuarta vez que empiezo a escribir y decidí que la cuarta tiene que ser la vencida.
¿Quiero escribir? Creo que si. Estoy tan confundida y es la única manera de poder ver lo que pasa. Organizar un poco todo. A ver, dentro de las miles de cosas que pasan por mi cabeza puedo reconocer que hay una cosa que voy a llamar, al menos en un principio, confusión. Pero no confusión del tipo: ¿Qué querés? sino del tipo, ¿Hago lo correcto?. Es decir, se lo que quiero, pero por ahí tengo que dejar que las cosas fluyan y olvidarme. 
¿Es verdad que se ama una única vez? ¿Acaso lo anterior entonces no era amor? ¿Era sólo la copia exacta e imperfecta? ¿Era la sombra del amor? ¿Se puede amar a dos personas a la vez? Siempre creí que era posible volver a amar, siempre creí que se puede amar a dos personas al mismo tiempo, dentro de las confusiones, siempre creí que podes amar a tu peor enemigo. Y, al tiempo me convencieron de que estaba total y absolutamente equivocada. Me lo creí, me convencieron de mi error y con la cabeza gacha lo acepte
Y ahora, veo que no estoy tan segura. veo que las cosas que a van pasando frente a mis ojos son diferentes. Me quedo pensando qué es lo que ocurre. Me quedo con los ojos hinchados intentando descifrar qué pasa.
Todo se presenta por algo, y por ese algo pasa. Y un elige qué hacer con ese algo. El problema es no saber qué hacer. Comenzar a hacer y deshacer es poco recomendable. Hacer y arrepentirse a mitad de camino, no le hace bien a nadie.

¿Qué hago? 
¿Sigo jugandome por aquello que amo? Por más que me mate saber que no puedo llegar a ningún lado. Con el mundo en mi contra y con un peso terrible en la nuca. Sabiendo que cuando me despierte en unos años no me voy a reprochar al menos no haberlo intentado.
ó 
¿Me juego por aquello que creo correcto? Por más que duela y se me mezclen las ideas de amor y desamor. Por más que los ojos se hinchen por las noches...  Pensando que el principito ya lo dijo:
Si amas a alguien, dejalo libre, si vuelve a t, es tuyo, sino nunca lo fue.
1 leyeron mi diario

amo al odio (o como quieras llamarlo)

Lunes, 9 de Noviembre de 2009
Por favor.
¡Lo que uno tiene que soportar!. Que me digan, encima no en la cara, si no de sorpresa en un lugar que no leo hace años y que de ($/&%) casualidad abrí. Encima no lo abrí queriendo abrirlo. Por que ahí diría: 'te lo buscaste', como las anteriores 18 mil veces que me lo dije. Sin vergüenza ni miedo. Soy lo bastante madura, como para admitirlo. Para admitir, soy madura. Pueden decirme que para otras cosas no, pero para admitir, soy madura.
¿Nunca les pasó que dejan de usar una casilla de mail y que por X o por Y tienen que volver a abrirla? ¿Y que después, entrás en tu blog y automáticamente entrás a tu blog viejo?. Ahí estaba. En letras mayúsculas y sin acentos. Un simple (y entendible) mensaje. 'Desaparece'.
¿por qué ahí ? ¿por qué no aca? 
Por lo menos acá lo vería en el momento indicado de la bronca. En el momento en que, verdaderamente, tengo que verlo. En el momento en donde, de verdad, haga mal (Lo cuál me hizo, así que podemos sonreírnos todos ahora). 
Dulce, dulce. Admirable. Animarse es admirable. Supongo que por eso tiene un nombre propio para mi. Supongo que por eso la 'quiero' (¿eso es querer? Uno quiere a lo que admira, ¿no?). Es hermosa, es horrorosamente encantadora, es terriblemente lo que no puedo ser (¡ojo!y tampoco quiero ser) y por eso la admiro, por ser diferente. Por que ella se levanta todas las mañana con un  'Desaparece', y yo me levanto con un te amo. Ella se levanta enojada y mandando al mundo (al mundo no sé, a mí al menos me lo mandó) desapareceres. Yo, también enojada a veces, me quedo demostrando amor. Dándolo a las personas que ni lo sienten. Esa es la única seguridad que me permito. Amar.
A veces el odio (o bronca o como llamemos ese sentimiento, que no es mío y no puedo identificar) lo mato con amor. No odio, no quiero que desaparezca nadie. Al contrario. Gracias al 'desaparecé', con mayúsculas y en realidad sin acentos, me doy cada vez más cuenta de lo que la quiero. De lo qué quiero. Me doy cuenta de lo diferente (o diferentes) que somos. La amo. Me amo. Soy distinta, ¿mejor? Seguro, segurísimo,  que no. Distinta. Menos odio y más amor. 
Amor, hasta para aquellos que me quieren hacer desaparecer.
1 leyeron mi diario

cuidado!

Sábado, 07 de Noviembre de 2009
Ojo las palabras que utilizas para decír las cosas.
                         Se pueden volver en tu contra. 2 leyeron mi diario

me atrevo a volver.

Viernes, 6 de Noviembre de 2009
Y me tomo el atrevimiento de volver a escribir, casi en el mismo día, dos veces. Para contestarme viejas y nuevas preguntas, para cantar nuevas y viejas canciones. Para soñar, nuevos y viejos sueños. Me tomo el atrevimiento de nuevamente escribir para decir por enésima vez basta (si no es más que enésima).
Me dijeron el otro día, antes de dormir:
"Si, ahora anda y escribilo"
Y así fue como llego el primero de los últimos insomnios. Llego con una pequeña esquela. Y sin leerla yo ya sabía. No necesite escribirlo. Ya lo sabía. No lo necesite, lo escribí por el gusto mismo de escribir y para que desahogar la primera de las cartas que luego llegarían. Soy actriz y me gusta actuar y sé cuando actúan.
Mentiras con sabor a Miel.
(Dame la mano y vamos a pasear)
2 leyeron mi diario

canción animal.



Jueves, 5 de Noviembre de 2009
No necesito más. Más que una charla a la noche, más que un beso en la mejilla, más que un abrazo cuando lloro, más que una caminata a la luz de la luna, una canción antes de dormir. No necesito más que un recuerdo. Más que un día de risas. Más que me acompañes cuando tengo miedo.

"No me sirven las palabras (...)"
Y me convierto en un instante, sólo uno. Soy una verdad ambulante que, sabiendo que mañana volverá a caminar sola, igualmente sonríe. Una última vez sonrío. Comprendí tantas cosas. De tanto dolor pasé a sentir amor. Abrazos, dolores, verdades.


Entre vasos de te*helado con sabor a vainilla y una jarra de color naranja me di cuenta de la verdad. Puedo ser la mejor actriz, dame la posibilidad. Solo con llamar.

Nuestros días se cruzan en una linea de colectivo...
2 leyeron mi diario

just like you are.

Domingo, 1º de Noviembre de 2009
Es bastante tarde, digamos. Tengo sueño, pero no tanto. Tengo tantas cosas, al mismo tiempo, no tantas otras. Estoy como todas las noches, pero hoy más. 
En parte por que es sábado. En parte por que está pasando la primer semana, lentamente. Es como el síndrome de abstinencia. Cuento los días que van pasando sin haber buscado rastros de él. (Y tengo que admitirlo, estoy mejor así)
Hoy veía un capitulo de Dr. House y la verdad que me sonreí al escuchar a Stacy decirle a House aquello del curry. En palabras (casi) exactas: 
"Nuestra relación es como una adicción. Como el curry hindú, bien picante y con pimientos rojos. Eres ácido e irritable y aunque te encante el curry, si comes mucho te acabas quemando el estómago y pasas una temporada sin probarlo. Y un día te despiertas y piensas: Dios como extraño al curry".
Ahí fue cuando comencé a diambular en quién era Stacy. Deje a una persona en medio de un lío, cansada de lidiar con todo. Cansada de sus palabras, digamos. Amandola muy en lo profundo del alma, por que cuando hay tanto dolor (y digo tanto, por que sí que lo hubo) uno no tiene la mente como para entender bien donde se encuentra el amor. 
Amo y odio al mismo tiempo. Odio más que amar, por momentos, y me enojo por tantas cosas que varias personas (ficticias y no tanto) se hubieran enojado ya hace rato. Él, tan insoportable como House. Inteligente como él (en otro ámbito, ¿verdad?), con la misma devoción y miles de cosas de las que una mujer puede enamorarse. Pero de los pies a la cabeza irritante, engreído, despectivo. 
Y me pregunté si acaso era posible el cambio. Si era posible que un día Él se levante pensando que quería poder cambiar. Y no me refiero al 'voy a cambiar' de manotazo de ahogado. No, cambiar, el cambio de verdad. Me di cuenta que viví un tiempo esperando que otro cambie. Casi un año diría, por ahí un poco menos. Necesitábamos cambios grandes. Necesitaba que deje de hacerme sentir menos. 
Ilógico. Yo, sabiendo y gritando a los cuatro vientos que la gente no cambia. La gente se mantiene como es, por que nadie cambia. Solo amamos y por eso nos queremos convencer de que podemos cambiar. Que podemos ser lo que el otro quiere. Y no se puede. No podemos.
Somos así y no podemos cambiar por el otro. Como cuando Bridget Jones habla con Mark. Él le dice: 
"(...) La verdad que lo que intento decirte (y con mucha dificultad) es que a pesar de las apariencias, me gustas muchisimo.
A lo que Bridget, con la mirada perdida en algún punto del espacio, moviendolos de un lado para el otro. Sin poder creer lo que Mark le decía, sin dar crédito a sus oídos y creyendo que Mark la estaba burlando 
"Aunque fumo, la bebida, que tengo una madre vulgar... diarrea verbal."
 Y Mark interrumpe: 
"Me gustas mucho, tal como eres."
(me digo que debe ser lindo encontrar a alguien que te quiera de la manera que sos. Sin intentar modificar nada. Ni tu manera de caminar, ni la forma en la que decís las cosas, ni la relación que tenés con tu familia. Ni que intente cambiar la manera de demostrar tu amor o de hacer todo por él. Que te quiera de la manera en la que te conoció, sin esperar que lo próximo que hagas con tu vida, sea, únicamente, cambiar por él.)
4 leyeron mi diario

miedo.

Miercoles, 28 de Octubre de 2009
A partir de hoy la veo en todos lados. Todas las mujeres son rubias y de ojos claros. Temo cruzarla en algún ascensor, en una escalera, comprando un lapicera, en una clase, en un sinfín de lugares que compartimos. Se que estamos más cerca de lo que ninguna quiere, que está en el mismo piso, a la misma hora, caminando sobre las mismas baldosas. Y se que se toma el mismo colectivo que yo. Y pispeo disimuladamente entre las personas.
Y se que una de ellas,                            es ella. 
5 leyeron mi diario

rojo.

Lunes, 26 de Octubre de 2009

Entre las tantas miradas que encontré hoy, entre los tantos ojos que vi hoy, hoy vi los tuyos. Una mirada un tanto extraña que me seguía al caminar, que me miraba cuando andaba de lado a lado buscando una lapicera. Y cuándo ya me había resignado a encontrarla apareciste vos con una en la mano. Era de color rojo. Tapa roja, tinta roja, un rojo oscuro. Odio el rojo. El color que más recuerdos me trae. El más duro y más terrible entre los colores. Y vos con una sonrisa tierna me acercaste, contento de haberme hecho el favor.

Y yo me largué a llorar.

("aca es cuando esto se convierte en un diario en falso")
0 leyeron mi diario

leeme

Miércoles, 21 de Octubre de 2009

Me invito (los invito) a leer. Ayer a la noche me acosté llorando. Esta mañana me desperté llorando. Ayer por la tarde estuve llorando. (que tema este el del llanto).
Entre llantos y bastas, enojos y bastas, arribas y bastas; comencé a escribir nuevamente. (¿Se perderán las palabras en las propias lineas?) Fui un 'no yo' que observa todo como ocurre bajo sus ojos. Fui un 'yo' poderoso que lucho contra las palabras tristes para convertirlas en sonidos y luces anaranjadas. Flores rosadas de cerezos.

hadas.

leeme. (cuál Alicia en su Maravilla)

4 leyeron mi diario

hilos

Lunes, 19 de Octubre de 2009

madeja de hilo enrededados.
Siempre fui un poco y un poco. Un poco de miel, un poco dulce, otro poco amarga. Con olores que enamoran y aromas que enternecen al más arisco. Y fue hoy, el amargo comenzó a taparme las narices. Me empieza a asfixiar, me ahoga. Me ahogó.
Pierdo el conocimiento de donde estoy, qué hago aquí. Que vine a buscar. Siempre en el mismo juego de estar y dejar de estar. Siempre en la misma madeja de hilo enredado. ¿Cuándo terminaré de desarmar los hilos enroscados?
Mucho tiempo más no voy a aguantar...

0 leyeron mi diario

ortografía

Miércoles, 14 de octubre de 2009
almoadones se escribe con h

por qué será que a todos les gustan los tigres? los quiero. los amo. los hago míos. Son mios desde antes de haber nacido. Son míos. Todos. Absolutamente todos. Y quedan a mis pies. Como todos los que pasan a saludarme, todos quedan a mis pies, esperando mi grito de espanto. Mi grito de felicidad, mi grito de libertad.

Amo a los tigres.
Amo las hadas.
"sin más que decir"
1 leyeron mi diario

palabras contadas

lunes, 05 de octubre de 2009
Aprendi a amar
y también a odiar.

"nada mas que decir. Aprende"
1 leyeron mi diario

contar hasta cientoquince.

Viernes, 02 de Octubre de 2009


Algo muy simple hoy va en el diario. Algo que por ahí tendría que pensar, antes de dejar de hacerlo.
Tengo que aprender a contar hasta diez más lento. Asi me da más tiempo. Contar hasta veinte, treinta, cuarenta, cincuenta veces cien.
Prefiero dejar de saber que preferís. (y sé que no te importa, que no vas a saber, que nada)

1 leyeron mi diario

preguntas sin respuesta válida

Martes, 29 de Septiembre de 2009
Después de haberme perdido, re aparezco a las 2 de la mañana.
Antes de irme a acostar me pregunto: ¿Qué te pasa? ¿Es amor? ¿Egoísmo? ¿Frustración? ¿Calor? ¿Extrañar? ¿Esto es extrañar? Me pregunto si extrañar es obsesión. Si en algún punto son algo parecido. Deben serlo. Eso me hacen ver.
Me vuelvo obsesiva al momento de decir basta. Y cuando debo decirlo me callo y me quedo esperando que el otro me lo diga. Y, así, me comienza a doler la panza, la bronca, la angustia, el dolor, la frustración, egoísmo. Es más facil que los demás le pongan el freno a las situaciones. Antes que uno ponerse el freno a uno mismo. Es más fácil que los demás hagan lo que uno tiene que hacer (y no quiere), así uno le puede hechar la culpa al otro...

Son días insomnes. Llenos de sueño.
1 leyeron mi diario

Quebró la regla

Martes 15 de Septiembre de 2009

sin colores.
Leí demasiadas letras. Y tengo demasiado sueño. Y entiendo demasiado poco. Me duele demasiado la garganta. Y comienzo a pensar que mi estado de demasía es un estado mental canalizado por mi cuerpo. Cansancio, algunos lo llamarían 'stress' (esa loca nueva 'enfermedad' moderna). Otros, alteración emocional. Ya en mi, nadie sabe como ponerle, pero la cuestión es que genero gotas de aire, picaduras en mis brazos, cascaritas de rascarme, y demases cosas que nadie sabe bien el por qué. O, mejor dicho, nadie (inclusive yo) quiere reconocer el por qué.
Y demasiadas letras me hicieron rugir y aca estoynuevamnete con muchisimo, más que mucho, sueño intentando liberarme de todo. Sin poder mantenerme en pie. Pensando lo mucho que resta por hacer y que no tengo ganas. Mi cabeza no da más. Mi cuerpo se va desmoronando día a día. Sólo espero que mañána me llamen y me den la buena noticia.

"Extraño ir a teatro."
2 leyeron mi diario
Martes 01 de Septiembre de 2009

¿Vieron que septiembre tiene dos formas de escribirse? A mi siempre me gusto con la 'pe' en el medio.

Me di cuenta que la gente está muy loca.
Que estoy más enamoradiza que nunca.
Que no tengo ganas de seguir comiendo tarta de atún a mitad de la noche.
Que soy chinchuda.
Que puedo con lo que hago.
Que soy buena en lo que estudio.
Que duermo más tranquila con todo apagado.
Que tengo sueño.
Que tengo que obligarme a escribir...

"No esperar a que me broten las ganas. Por que no brotan (...) en cambio en el punto final es un peso menos con el que pasar el día (o la noche)"
5 leyeron mi diario

inseguridad

Martes 26 de Agosto de 2009

Una cosa antes de dormir. un descubrimiento de 5 minutos.

Descubrí el por qué y lo dejo plasmado en estas letras para poder despertarme mañana y releerlo y darme cuenta como empezar mi día mejor. ¡Bah! desde el día de hoy lo comencé a poner en práctica y me fue mejor. Miento, desde ayer a la tarde lo comencé a poner en práctica y me reí más. Y por la noche tomé coraje y se lo conté a mi amiga. Y por más la noche tomé más coraje y con la vista muy baja, sin mirar y jugando con un hilo suelto de mi manga, se lo conté a mi mamá y a mi hermana (¡si! a mi hermana también ).
¿Qué cosa? Todos mis pensamientos y mis mini o maxi locuras se refieren a una sola sensación: Inseguridad. Inseguridad de mi misma. Yo para conmigo, insegura. Inseguridad de lo que hago, de lo que siento, de lo que sienten por mi. De lo que creen que hago, de lo que no creen que hago. De como soy. Y todo eso lo traslado en el (ya famoso y aburrido) mal humor.
Siento que necesito contención. Un abrazo.
(Nota del momento: Sigo con el llamado en la cabeza. La idea de llamarlo. Me autoconvenzó que es más por no tener otra cosa mejor que hacer que por extrañarlo. Sinceramente lo pienso así. De verdad, ahora tengo que estar segura yo, ¿no?)
3 leyeron mi diario

Vale la pena

Martes, 18 de Agosto de 2009

Debe de tener razón. Hay que mirar las cosas con otros cristales.

Me resisto totalmente a levantar el telefono y llamarlo. Esa es mi decisión y estoy muy feliz de lo que estoy haciendo. A veces es muy dificil hacer lo que uno debe hacer. Nadie me dijo que iba a ser facil, tampoco que iba a ser tan dificil. Pero uno sabe que eso es lo que le hace bien, entonces de verdad vale la pena el esfuerzo. Un poco de dolor de panza. Un poco de frio en las manos y un poco de lagrimas de cocodrilo. Pero todos estos síntomas duran sólo unas horas.
Imaginar sino el dolor de panza de después, los kilos de peso que aumento al comer de más, las noches insomnes llenas de ojeras, las uñas comidas, el pelo más enmarañado que nunca. Todo eso, no dura unas horas. Dura más de unos días, dura hasta más de unas semanas. Y hasta puedo decir que dura meses. Y ni hablar el comenzar a salir adelante. Cuando uno está más encaminado y vuelve a empezar con todo, es durísimo. Así que vale la pena.
Vale la pena. Lo sé. Cambiar la manera de ver las cosas y las cosas de ver la manera. Esto es sólo un par de horas de insertidumbre y de fuerza extrema y cerrar los ojos, para luego comenzar a disfrutar, nuevamente de mi felicidad.

"Cambiando la manera de ver las cosas. Con el vaso medio lleno." Al menos intentando.
5 leyeron mi diario

pregunta

Viernes 14 de Agosto de 2009

Cosas que a veces me pasan por la cabeza antes de irme a comer. Justo en el momento en el que ya no hay tiempo de seguir pensando.

[Con dolor de garganta y demás cosas en mi cuerpo. Un poco de cansancio en la espalda, por el peso de algo que no sé bien que es. Las manos heladas. Los pies también. Y un dolor punzante e hiriente en la vista hace que vea las cosas aún más borrosas que de costumbre. Tos. Demases cosas que pasan por mi cuerpo. En mi cabeza hay una única pregunta. Una sóla pregunta. (Varias, pero digamos que es una sóla para no atiborrar al lector) ¿Qué me pasa?
Digamos que por más que este mejor. Por más que este mucho mejor, sé que hay algo que me pasa. ¿Qué es? ¿Por qué? No lo sé. Sólo se que pasa y las concecuencias que trae y la manera de manejar aquellas consecuencias. Y de a poco, lo voy logrando. Pero, igualmente, me gustaría tener una respuesta. ¿Qué me pasa?]
(Hay días que me digo: menos mal que no hay más tiempo)
6 leyeron mi diario

miedos

Lunes 10 de Agosto de 2009

soy una persona terriblemente sufrida a veces (cambiar, hay cosas que debo cambiar)

Hay veces que me debo convencer de dejar de hacer lo que hago. A ver, ¿Por qué? ¡Porqué me hace mal! Es decir, debo de tener algo de masoquismo. (creo que esto ya es noticia más que vieja). Suelo ponerme a buscar cosas que sé (desde antes de buscarlas) que me van a hacer mal ver. Por que aún no estoy preparada para analizar y separar. Todavia no lo estoy y estoy suficientemente 'lúcida' como para decir que me doy cuenta de ello. Pero hay momentos que mi curiosidad y mis ganas de hacerme mal van más lejos de las ganas de quererme.
¿Por qué me cuesta tanto hacerme valer? En esos momentos busco cosas que se que no puedo manejar. Que no pueden hacer más que hacerme llorar. Y ayer fue una de esas noches en las que lo hice. Fue una de esas noches en las que intentando sentirme valiosa, me hice (como) hormiga (de chiquita).
Desde un primer momento me tire cosas encima que no deberían estar. Culpas, desamores y 'ganas de no estar conmigo', que nunca nadie me demostro (aunque yo siento que sí lo hicieron, pero al mismo tiempo se que son sólo ideas mías). Y desde ese mismo principio me dolió la panza. Un dolor de angustia que no puedo dejar de sentir. Unas ganas de escaparme como nena de 5 años, lejos de todo y de todos. Lejos de aquello que no puedo hablar o resolver. No por que no pueda hablarlo o resolverlo, sino por miedo a que no me entiendan.
Odio tener miedo. Pero vivo con él. Me levanto y me acuesto con el miedo. No se sacarmelo de encima. De a poco comienza a apoderarse de mi y comienza a preocuparme. De a poco tendría que poder evitarlo. Poder crecer. Hay veces que veo que me quede estancada. En un 'nunca jamás' sin cuentos de hadas, con historias macabras sin final y que no me gusta narrar.
(Extraño ser miel y canela. Dulce y simple como la miel y la canela.) se entiende que soy canela. Falta el simple sabor de la miel.
4 leyeron mi diario