Surge en un presente remoto a un futuro aún más extraño. Canela comienza el diario. Tan verdadero como mentiroso. Verdaderamente en falso.
RSS

cosas que pasaron (y recuerdo)

Sábado, 31 de Diciembre de 2011.
Querido Diario:
Nunca estuve muy a favor de los balances... O, mejor dicho, no puedo hacerlos por que la balanza se me tuerce demasiado. Y se me derrumba todo y catapum,. No hay nada. Igualmente me es inevitable hacerlos. Por que son parte del día a día. Del hoy. Del fucking fin de año. Propongo ponerle otro nombre. "Cosas que recuerdo que pasaron y aprovecho la oportunidad para comentarlas en forma de balance así estoy en combinación con la fecha"
Aquí va: (más de la mitad, me las olvido seguro)
- me enojé tantas veces como pude.
- sonreí como quince veces por minuto.
- comí de más.
- anduve en bicicleta tanto como me dieron mis piernas (cortas)
- recibí otro mail de los q uno dice: "cualquiera"
- pude hacerme vale y decir (de verdad) "qué cualquiera este mail"
- descubrí que soy inolvidable.
- me quedé dormida.
- me dejaron plantada.
- lo dejé plantado.
- me reí
- encontré un (mejor) amigo. Que no es mejor, por que es diferente. Es ese que me peleo como casados, me divierto como amigos, dormimos como hermanos y nos quedamos callados.
- probé el café y chocolate colombiano.
- vi muchas películas.
- besé 
- me compré un vestido.
- Conocí a mi amiga, que pensé que no lo sería más cuando dejamos el trabajo y me dí cuenta que es más de lo que había pensado.
- ahorré.
- me despidieron.
- me di cuenta q sirvo para algo de lo q estudio
- me animé.
- extrañé y lo dije. y me siento orgullosa.
- celé y lo dije.
- dormí acompañada.
- lo miré a los ojos y me desabroché un botón.
- encaré a una persona y me rechazó
- tomé y hablé.
- tomé y me callé la boca. (menos mal)
- conocí personas opuestas a mi.
- los opuestos se atraen
- me di cuenta que (en parte) prefiero a los amigos hombres (a veces las mujeres se me hacen de pesadas)
- mis amigos, siguen siendolo.
- Una persona se acercó a mi, cuando pensé que nunca lo haría. Y los tiempos enfrían las situaciones y (creo) que era el tiempo para que todo este mejor.
- me enamoré.
- me desanamoré, aunque quedan restos de amor.
- lloré
- maldije.
- inventé palabras.
- jugué.
- canté
- confié (hasta de más)
- di todo por amor.
- me defraudaron.
- aprendí
- sonreí (de vuelta por todo)

A veces un año puede decir tantas cosas. Pero una carta no dice nada. Sólo es una carta. Un link en el medio de una red de cosas que pasaron y que son. Odio los balances, siempre faltan cosas que uno no puede recordar. Y todas son importantes, porque, como le decía a un Ex por aquellas épocas... "Somos del pasado, no? Sin él no sería yo"
Nos vemos (y viene el típico comentario) "el año que viene"

Miel.
0 leyeron mi diario

predecibles en mundos fantásticos

Viernes, 30 de diciembre de 2011
Querido Diario:
Te voy a ser sincera... Hace un par de días que te tengo escritas un par de cartas pero no las envié. Digamos que por miedo a caer en un juego absurdo de tontas palabras. Digamos que por que hay una u otra persona que está pispeando el correo y quiere intentar dañarme. Por primera vez alguien, aunque lo quiso, no lo pudo hacer. Por primera vez pude no engancharme y darme cuenta que era cualquier cosa. Por primera vez me río de lo que pasó. Por primera vez me doy cuenta que no estoy equivocada, que nunca pude haber hecho las cosas mejor. Es la primera vez que me da un poco de bronca... Creo que hay una persona que siente que "modificó" mi manera de actuar. Cuando en realidad nunca hizo nada. Yo sigo haciendo lo mismo. Escribiendo lo mismo. Leyendo y actuando igual. Porque, por primera vez, de verdad sé que el lío no era mío (aunque intenten culparme) Y lo sé. Estoy segura.
En una pareja, los problemas son de ellos dos. Si hay un tercero, ese tercero, no tiene la culpa. Más si no estás haciendo nada de lo que se pueda considerar: "malo" (a ver, con malo me refiero a acostarme con alguien, besarlo, obligarlo a hacer algo que no quiere...) Y en caso de que sí lo hiciera... sería mi culpa? Por favor! La comprometida sería la otra persona, no yo. Es como justificar una mentira, culpando al otro para continuar viviendo en un mundo de fantasía. 
Los mundos de fantasía son geniales, pero son complicados de sobrellevar, hay que tener cierto tacto. Cierto modo infantil (no inmaduro, infantil, juguetón, cierta mirada creativa) de llevarlo a cabo. Es un mundo con el que hay que saber convivir (que es diferente a vivir), sin mezclarlo con el mundo de verdad, el que solemos llamar real. ¡O mezclarlo en el punto justo y necesario! Por que si los mezclas de más, terminas creyendo cosas raras, inventas excusas extrañas, te obsesionas en las mentiras y creas fantasmas de pasados que no existen. Sólo por que no saber manejar las cosas.
La cuestión, para terminar: si me hablan respondo. Si no me hablan, no respondo. Y siempre fue así. Y nada de lo que puedan decirme que si hice y que no hice va a cambiar mi manera de pensar. Punto y Aparte. 
Hay veces que las historias se repiten. Hay veces que sé lo que va a pasar. Y ya creo que es con la tercera persona importante que me pasa. Una la verdad que no me importa para nada, ya. La otra me importó bastante, en su tiempo. Desde hace unos meses, desde ese día, no importó casi nada más. La tercera, esa tercera si me importa. Y en cualquier momento que ganó algo por vidente. 
Las mujeres son asquerosamente predecibles, menos ella. Ella es la mujer que debería ser si fuera un poco más real. Ella es la persona que más imagino, que más conozco, que ni se imagina que es. Y es alguien que se que un día deberé conocer y enfrentarmele, por que son de esas mujeres que no queda otra más que conocerlas. Y es de esas que amaré y odiaré al mismo tiempo. Y ni creo que lo sepa. O sí. Por que tal vez piensa lo mismo de mi. (O no...) 
Ella no hizo lo que otras. No. Y viendo el mundo como es, no lo va a hacer. No está en sus planes. Un día abrí mi mail y ahí estaba. Sin sonrisa, por que no sonríe, pero en algo de son de paz que admiro (o algo así que no sé bien cómo llamar)
Las demás, excepto ella, de la que en realidad me esperaría lo mismo que de todas y peor, son iguales. Y son predecibles. Y ellos, ellos, querido... Son tan predecibles de la misma forma. Todos, uno por uno. (Y son muchos los amigos que tengo con los que pasó similar...) Uno que otro me sorprendió... y otros, la mayoría... se ahogaron en palabras que yo ya sabía que eran falsas... o digamosle... mudas, mentiras, triste, vanas... 
Aprendí de mis juegos,,, 

natt 0 leyeron mi diario

ingenua

Jueves, 8 de diciembre de 2011
Querido Diario:
Me enteré de algo que ya sabía. No sé si sentirme mejor o peor que antes. Porque en realidad no me sorprende. Sólo se hace evidente y público lo que yo siempre imaginé. Las mujeres son todas iguales. (bueno no todas, pero muchas, la mayoría de las que conozco...). 
O yo siempre fui una estúpida confiada. ¿Está mal confiar? Recuerdo que me reía con mi ex de que una "amiga" (la ex de él) le hablará e invitara a su casa... Con el fin de que se acostaran. Y confié en él. Un día fue a la casa de ella a buscar algo. Y confié en él. ¿Por qué no todas pueden ser así? y... (acá mejor taché lo que había dicho...)
Por ahí me equivoco. Y soy yo la equivocada. Pero si hay amor, entre dos personas, tiene que haber confianza. Tiene que haber más que una prohibición. Más que un "ocultar lo que hago para que no te pongas mal" Eso no es así. No funciona así.  O al menos eso pienso. Las mujeres (y bueno, seamos sinceros, muchos hombres también deben hacerlo) tienen que entender que si esa persona está con ellas, es porqué quieren hacerlo. Y que si tiene otras amigas, son sólo amigas. Y más si conocen a sus novios. Del que estoy hablando particularmente, voy a decir, que es incapaz de engañarla. Nunca lo haría. Nunca por el nunca mismo. (bueno nunca se dice nunca, no? pero lo conozco como la planta de mi pié y se que no es como muchos otros que dan para desconfiar)
Y volver a ser "esa persona con la que no se puede hablar" es lo más triste en el mundo. Pero es tan predecible. Lo que no puedo entender es cómo aún me lastima. Cómo aún siento algo cuando sucede. ¿nunca aprendí bien la lección?. No entiendo cómo me lastima. Cómo me duele. Cómo me sorprende. Cómo aún les creo cuando me dicen que no van a dejar de hablarme por que las novias se los diga. Tan pero tan ingenua. Tan. 
natt

(sabés que es para vos y puede que me odies, pero es la verdad. y la verdad duele y va a ser como cada una de nuestras charlas que llegan a una discusión)
2 leyeron mi diario

hacia tanto

Domingo, 4 de Diciembre de 2011.
Querido Diario:
Hoy es uno de esos días que mejor no recuerde más. Hacía rato que no me sentía tan sola. Una se fue (y está pero no es lo mismo que Estar). La otra desapareció y aparece cuando me necesita (porque sabe donde encontrarme y como hacer que le conteste, pero no puede darte una mano cuando uno lo necesita). La tercera le importa pero no puede y está enojada. Lo sé. 
Entonces la soledad en el sentido abandónico. Eso me pasa.
Me cansé. (encima el estudio no ayuda mucho... pero demosle tiempo hasta el 13 y ya)

natt
6 leyeron mi diario